La energía solar se ha impuesto en toda Europa. Desde hace unos años, hay países en Europa – como Alemania y su boom energético – que van en cabeza con este tipo de consumo renovable, sobre todo en lo que respecta a su producción. Sin embargo, casi todos los países se han unido al impulso de las energías verdes por diversos motivos. Por una parte, son una energía limpia, de fácil y rápida instalación y que requieren muy poco mantenimiento. En el caso de las placas solares, tan solo tendrás que limpiarlas con una manguera que eche agua a presión muy de vez en cuando, para eliminar hojas secas y restos de tierra que puedan tener. Es por eso que el futuro de la energía solar parece más brillante que nunca.

A lo largo de este artículo queremos explicar y detallar los principales motivos por los que creemos que la próxima década será fundamental para que el futuro de la energía solar se convierta en una realidad tangible que permita a todos los ciudadanos del mundo disfrutar de una energía limpia y verde.

¿Por qué la energía solar se impone en Europa?

Las leyes y las ayudas económicas impulsan en la actualidad la instalación de placas solares en Europa. Esto se debe a la grandísima preocupación que hay en referencia al cuidado y mantenimiento a largo plazo del medioambiente. Es necesario tomar medidas para contribuir a paralizar los efectos negativos del cambio climático y de la contaminación de la atmósfera. Por eso, no hay mejor acción que empezar a realizar proyectos fotovoltaicos. Como hemos comentado en varias ocasiones, los precios se amortizan a los pocos años de autonomía energética, pero mucho antes si pides las ayudas que se ofrecen.

Lo que quiere la Unión Europea es conseguir que en el año 2050 la energía que se consuma sea un 55 % de fuentes renovables. Precisamente, debido a la escasez de mantenimiento que tiene la energía captada gracias al sol, es por lo que se escogen las placas solares como una fuente de energía principal. Sin embargo, si te interesan las energías limpias, puedes informarte sobre otros tipos: biomasa, eólica. A pesar de la meta en común, hay algunos Estados europeos que van en cabeza, como Alemania, que produce ya un 17 % de esta energía para su consumo propio. El objetivo final es que todos los ciudadanos vean las energías renovables como el futuro de la energía en el mundo.

Como es una necesidad reducir la contaminación y la energía es cada vez más necesaria, su implantación continúa en aumento. En la actualidad sería prácticamente imposible vivir sin energía. Todo lo que usas en el día a día funciona si lo cargas o está enchufado. Por eso, la dependencia energética debe ser resuelta en la medida de lo posible con fuentes limpias.

Las empresas e industrias, sobre todo si tienen un gran tamaño, son un foco de contaminación importante. El uso de energía renovable en este tipo de compañías sería un beneficio enorme para el medioambiente.

Leyes que apoyan la energía verde y el consumo sostenible

Hay muchas leyes que trabajan para cuidar el medioambiente y garantizar una utilización responsable de la energía, sobre todo desde su producción. El Real Decreto 15/2018 contiene una valiosa fuente de información para consumidores concienciados. Se trata de una regulación de los consumos sostenibles con el fin de realizar un mayor aprovechamiento de los recursos. Por supuesto, también de los energéticos y de los que son proporcionados por la propia naturaleza: como la energía solar. Todavía hay mucho trabajo por hacer, pero cada vez hay más personas concienciadas con la importancia de las energías renovables.

Si quieres informarte sobre documentos claves para la transición energética, sin duda en España hay un documento específico. En la Ley 10/2019, de 22 de febrero, de cambio climático y transición energética, encontrarás preocupaciones y medidas políticas en las que los expertos en el cambio climático se unen con el Boletín Oficial del Estado para darle voz al planeta. Es un documento clave que intenta conciliar un problema medioambiental con la legislación. En esta ley, se establecen los riesgos, los impactos y las propuestas. Junto con el resto de países de Europa, España se intenta poner a la altura con ayudas individuales para el aprovechamiento de las energías limpias.

Energía solar el futuro

Medidas para fomentar el uso de la energía verde

Hay medidas en circulación para ayudar a las personas a paliar el impacto económico de la inversión en energías renovables. Para empezar, la escasez de mantenimiento y la independencia energética ya se basta por sí misma para que te puedas beneficiar a largo plazo de su ahorro económico. Sin embargo, hay otras ayudas que te interesará conocer. Por ejemplo, la eliminación de los impuestos cuando usas energías limpias, las facilidades, cada vez mayores, de vender excedentes si produces más de lo que consumes y la sencillez, cada vez más generalizada, de realizar los trámites para aprobar la instalación de forma legal.

¿Cómo será el futuro de la energía solar?

Con todo lo que hemos leído hasta ahora sobre el futuro de la energía solar, solo hay una salida posible: el crecimiento continuo de la energía alternativa como la energía solar. Si te quieres unir a esta revolución, puedes aprovechar todas las ayudas y facilidades que existen y comenzar a ayudar al medioambiente con tu contribución. Los avances son claros: ahora se recicla mucho más y mejor que hace años, la reutilización y recuperación de algunos residuos está en claro auge, se cuida el uso del agua que se hace de manera individual y general, también se cuida el uso de la luz y se quiere acabar con la obsolescencia programada que es tan dañina. Únicamente queda seguir dando pasos, pequeños pero seguros.